“A Discreción del Fiscal”- Proceso para Cerrar Administrativamente los Casos Pendientes Ante las Cortes de Inmigración.

La Agencia Central del Control de Inmigración (ICE) ha estado revisando más de 300,000 casos pendientes en deportación.  Se propone cerrar administrativamente los casos que no son de alta prioridad para deportarlos. Los candidatos que probablemente califican para este tipo de propuesta son las personas que han estado en los Estados Unidos por muchos años, tienen familia cercanos son ciudadanos o residente permanentes y que tengan antecedentes penales.  Si el caso llena estos requisitos, ICE y/o la persona en procedimientos de deportación, pueden entregar una petición a la corte pidiendo que cierren el caso. La mayor limitación en este momento de pedir que cierren su caso admistrativamente es que no incluye un permiso de trabajo,  ni tampoco le otorga estatus legal a largo plazo. Sin Embargo, para algunas personas, esta podría ser una opción útil, en lugar de estar gastando dinero en la defensa legal o arriesgarse a que le den una orden de deportación final.

Una petición de este tipo podría ser una buena opción para los que están en procedimientos de deportación  y que en ese momento no sean elegibles para otro tipo de ayuda o beneficio. Por ejemplo, cuando la persona está esperando que la fecha de prioridad de su petición llegue, podría ser una buena idea cerrar el caso para que esta persona ya no esté en procedimiento de deportación.  Si en el momento hay un remedio o beneficio, talvez no sea el mejor interés de esta persona cerrar su caso, porque  al cerrar administrativamente el caso no le da ningún estado legal. Por ejemplo, una persona que tenga una solicitud  de asilo firme o de “suspensión de deportación” puede que decida seguir con su aplicación ante el  juez de inmigración.

Aunque los abogados/procuradores de ICE  están revisando e identificando los casos que ellos creen que son candidatos para cerrarlos administrativamente, la persona y su abogado también pueden pedir a la corte que lo cierre. La corte tiene la autoridad para cerrar administrativamente los casos aunque los otros dos estén de acuerdo o no.  Aunque este proceso les permite cerrar el caso, el caso permanece en el sistema de la corte y puede ser re-abierto en cualquier momento ya sea por los abogados de ICE o por el inmigrante. Por ejemplo, si la persona  comete un crimen, ICE puede re-abrir el caso para poder darle una orden de deportación final. O si la persona llega a ser elegible para pedir su residencia permanente  basado en la fecha de prioridad,  o porque el esposo/a se ha hecho cuidadano, esta persona puede pedir que re-abran su caso.

Si usted o alguien que conoce se encuentra actualmente en procedimientos de deportación, el cierre administrativo puede ser una opción para usted o esa otra persona. Sin embargo, es importante consultar con un abogado de inmigración para que pueda evaluar su caso y determinar si le conviene pedir que lo cierren o no.  Los abogados de Gibbs Houston Pauw tiene experiencia y están disponible para hablar sobre su caso y darle la asesoría legal mas apropiada.

Marina Grabchuk

Robert Gibbs

Abogados

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.